Santos, todos

Últimas noticias
Santos, todos

“Nunca habrá mujeres —ni de broma— en el Opus Dei”. Unos días después de escribir esta frase, Josemaría Escrivá descubrió que la Obra era un camino...

Callejeros de la fe

En primera persona
Callejeros de la fe

Yiran, Ignasi, Eduardo, Lucía, Irene y Belén protagonizan cuatro historias que reflejan la petición del Papa Francisco a los jóvenes, para que lleven...

Noticias breves

Jóvenes de toda España reflexionan en Valladolid en torno a las Humanidades

Jóvenes de toda España reflexionan en Valladolid en torno a las Humanidades

Más de medio centenar de jóvenes alumnos de Bachillerato y de los primeros cursos de la Universidad de toda España se encuentran este fin de semana en Valladolid, participando de una nueva edición, la número once, de las Jornadas Humanísticas de Invierno, que organiza de forma itinerante la Fundación Tajamar.

El santo de lo ordinario

El santo de lo ordinario

Vida de san Josemaría Escrivá de Balaguer (1902-1975), fundador del Opus Dei.

Reportajes multimedia

Amar al mundo apasionadamente

Amar al mundo apasionadamente

Dicen que las palabras se las lleva el viento. Pero éstas llevan 50 años resonando en la vida de miles de personas.

Mensaje del día

“¡Señor, que no sé rezar!”

Si de veras deseas ser alma penitente –penitente y alegre–, debes defender, por encima de todo, tus tiempos diarios de oración –de oración íntima, generosa, prolongada– y has de procurar que esos tiempos no sean a salto de mata, sino a hora fija, siempre que te resulte posible. No cedas en estos detalles. Sé esclavo de este culto cotidiano a Dios, y te aseguro que te sentirás constantemente alegre. (Surco, 994)

Cuando veo cómo algunos plantean la vida de piedad, el trato de un cristiano con su Señor, y me presentan esa imagen desagradable, teórica, formularia, plagada de cantilenas sin alma, que más favorecen el anonimato que la conversación personal, de tú a Tú, con Nuestro Padre Dios -la auténtica oración vocal jamás supone anonimato-, me acuerdo de aquel consejo del Señor: en la oración no afectéis hablar mucho, como hacen los gentiles, que se imaginan haber de ser oídos a fuerza de palabras. No...