Un puñado de "ideas mosca"

Muchas personas en el mundo no han conocido personalmente a Dora, pero sí su huella, que de un modo u otro ha marcando su modo de considerar y cuidar el hogar… Compartimos algunos testimonios y reflexiones sobre los trabajos domésticos.

Relatos y favores
Opus Dei - Un puñado de "ideas mosca"

Puede que todo esto sean un puñado de ideas mosca, es decir, un montón de pensamientos que aunque existen, porque de hecho ahí están, no sirven para nada. ¿Para qué sirven las moscas? Quién sabe. Pero la realidad es que existen. Y tengo entendido que si existen, alguna misión tendrán…

Me he encontrado todo tipo de posturas ante el trabajo del hogar desde que decidí dedicarme a esta tarea de lleno. Debate a parte es el de quienes no consideran este trabajo como una profesión más, sino un trabajo de categoría B. Y más interesante aún es la visión que muchas (muchísimas) madres tienen de los mismos al considerar que no son profesión… que son mucho más. Dejando a un lado -de momento- esas apreciaciones de si son o no profesión, consideremos ahora los puntos de vista que se tiene de este trabajo a nivel social:

  • Los hay que no les parece necesario ‘defenderlos’ de ningún ‘ataque’.
  • Abundan también las opiniones sobre que no es un trabajo ideal para uno mismo, pero que no hay ‘remedio’, hay que hacerlos sí o sí.
  • Otros sugieren que se han de dedicar a barrer, fregar suelos, limpiar y lavar la ropa todas aquellas personas que no encuentran una salida profesional mejor…
  • También existen perfiles que, dedicándose a ellos, afirman sin dudar que en realidad la vida les llevó por este camino, pero que hubieran elegido otros.
  • Pero me encuentro también –y a diario además- gente que no se cambia por nadie del mundo.
  • Y bastantes que, habiéndose dedicado antes a otra profesión, la dejaron por preferir ésta.


Es curioso. También me he encontrado todo tipo de personas, variedad de mentes desempeñando estas tareas. Tengo comprobado que no hay un perfil concreto a la hora de dedicarse al trabajo del hogar, ya sea profesionalmente o por unas horas. Ya sea por un momento en el que ves la necesidad de poner en orden algo en la casa. O ya sea como una toma de posición ante la vida. Es un trabajo que reúne en sus filas a los más diversos tipos de superioridad intelectual: físicos, matemáticos, filósofos, ingenieros, médicos… mentes abstractas, naturalezas calculadoras, imaginativas y, a menudo, creativas. Y, la vez, deja paso a perfiles un poco másoutsiders del mundo del intelecto. Gente sencilla, descomplicada, espontánea e inmediata.

No creo que se pueda sistematizar mucho más cómo terminamos dedicándonos al trabajo del hogar. Sean cuales sean los motivos, da gusto pensar que es una de las profesiones más amplias a la hora de recibir ‘mano de obra’ en sus filas. Y lo único que puede sacarse en claro es que, una vez más, es cuestión de actitud lo que marca la mayor o menor satisfacción a la hora de realizar estas tareas.

www.cuatrofrases.com