Mapa del transporte público de Madrid

Mapa del transporte público de Madrid en formato PDF, con motivo de la beatificación de Álvaro del Portillo.

Noticias

PDF: Mapa del transporte público de Madrid (3 Mb)

PDF: Mapa del transporte público de Madrid (7 Mb)

Alta calidad:

PDF: Plano de Madrid diseñado para los participantes en la ceremonia (24 Mb)

PDF: Portada del mapa de Madrid diseñado para los participantes en la ceremonia (7 Mb)

Mapa del transporte público de Madrid - Beatificación Álvaro del Portillo from Opus Dei




1.- Iglesia parroquial de San José

Calle Alcalá, 43.

Apertura: 7-13 y 18-21.

Misas en días laborables: 7:25, 8, 10, 11, 12, 19. Vísperas: 20. Rampa de acceso por la calle Marqués de Valdeiglesias.

Esta iglesia, de estilo barroco madrileño, fue encargada por los carmelitas descalzos en 1730 al arquitecto José Ribera (1681-1742), discípulo de Churriguera.

En la capilla de la Santa Cruz se conserva un fragmento del Lignum Crucis. El beato Álvaro del Portillo nació en una familia hondamente cristiana y fue bautizado en esta iglesia el 17 de marzo de 1914 con los nombres de Álvaro José María Eulogio.

En este templo —en el que fue bautizada santa María Micaela a comienzos del siglo XIX— recibió también el bautismo su padre, Ramón del Portillo, en 1879.

2.- Basílica de Jesús de Medinaceli

Plaza de Jesús, 2. Padres Capuchinos.

Apertura: Lunes a jueves: 7-13:30 y 17-21; Viernes: 6:30 a 23; Sábados: 8:30-13:30 y 17-21.

Misas en días laborables:7 (viernes), 7:30, 8 (viernes), 9 (viernes), 10, 11 (viernes), 12, 13, 17, 18 (viernes), 19, 20 y 21.

Es una de las siete basílicas que existen en Madrid, junto con la basílica de Atocha, la de San Francisco el Grande, la Pontificia de San Miguel, la Hispanoamericana de Nuestra Señora de la Merced, la Basílica de la Milagrosa y la Basílica de la Concepción de Nuestra Señora. Todos los viernes del año, y de modo especial el primer viernes del mes de marzo, se congregan tantos fieles para venerar a Jesús de Medinaceli que deben aguardar muchas horas —en ocasiones, toda la noche— para poder entrar en el templo.

El 26 de noviembre de 1931, escribió san Josemaría en sus Apuntes estas consideraciones sobre el abandono en la voluntad de Dios y la virtud de la pobreza: "Después de la Santa Misa, hoy, en la acción de gracias y más tarde en la iglesia de los Capuchinos de Medinaceli, el Señor me ha inundado de gracias. […] Lleno de gozo con la Voluntad de Dios, siento que le he dicho con San Pedro: Ecce reliqui omnia et secutus sum te (lo he dejado todo y te he seguido). Y mi corazón se dio cuenta del centuplum recipies (recibirás el ciento por uno). Verdaderamente, he vivido el Evangelio del día".

3.- Parroquia de San Roberto Belarmino

Calle Verónica, 11. Sociedad de San Vicente de Paúl.

Aquí se encontraba la Casa Central de las Conferencias de san Vicente de Paúl a la que acudió el beato Álvaro del Portillo desde 1933 hasta 1935, los sábados a las 4 de la tarde, invitado por su amigo Manuel Pérez. El beato Álvaro del Portillo, que estudiaba durante aquellos años en la Escuela de Ayudantes de Obras Públicas y preparaba su ingreso en la exigente Escuela de Ingenieros de Caminos, dedicaba varias horas de los fines de semana a realizar obras de misericordia con los pobres y necesitados. “Siempre aprendía de ellos —escribía—: personas que no tenían para comer y yo no veía más que alegría. Para mí eran una lección tremenda”.

Guillermo Gesta de Piquer, que participaba en las Conferencias junto con su hermano, el beato Jesús Gesta —que ingresó más tarde en los Hermanos de San Juan de Dios y murió mártir— recordaba al beato Álvaro del Portillo como “un chico piadoso, con afán apostólico y deseo de ayudar a los más necesitados”; “una persona de carácter extremadamente sencillo”. “Álvaro era muy joven, como todos los que formábamos parte de aquel grupo, en contraste con la mayoría de los que participaban en las Conferencias: por lo general, no habíamos cumplido todavía los veinte años. Yo era uno de los más pequeños. Quizá por esa razón nos encargaron que acudiéramos a uno de los lugares más difíciles de Madrid, donde se necesitaba más audacia e ímpetu juvenil: la parroquia de San Ramón, que se encontraba entonces en pleno extrarradio, y que era, prácticamente, una zona de chabolas”.

Otro participante, Ángel Vegas —cuyo hermano, José María Vegas, padeció martirio por su condición sacerdotal—, escribía: “Era uno de los alumnos más brillantes de la Escuela y, al mismo tiempo, una persona muy tratable y sencilla; muy inteligente, alegre, culto, simpático, amable, y sobre todo —esto es lo que me llamaba la atención— profundamente humilde, de una humildad extraordinaria, que dejaba huella. Una huella de cariño, de bondad, de Amor de Dios”.

4.- Edificios del Real Patronato de Santa Isabel

Calle de Santa Isabel, 46, 48, 48 bis.

Real Colegio de Santa Isabel-La Asunción (nº 46). DP. Durante los años treinta san Josemaría dio clases de catequesis, pláticas y retiros a las niñas de este colegio. Dispone de capilla propia. En ella celebró su primera Misa el 27 de junio de 1944 el siervo de Dios José María Hernández Garnica, uno de los primeros sacerdotes del Opus Dei.

Casa del Rector y de los capellanes (nº 48). DP. Desde el verano de 1934 hasta febrero de 1936 el fundador del Opus Dei residió en el segundo piso de la casa del Rector, con su madre y sus hermanos Carmen y Santiago. Tras la Guerra Civil Española (julio de 1936 a abril de 1939), vivió durante unos meses en la planta baja de la casa (29 de marzo a 15 de agosto de 1939).

Iglesia de Santa Isabel. Construida en 1565, es el único de los cuatro edificios del Patronato cuyo interior puede visitarse, dentro de los horarios de apertura del templo. Está muy ligado a la vida de san Josemaría.

Juan, el lechero. Un joven repartidor saludaba al Señor todas las mañanas, en las gradas de la puerta de entrada de esta iglesia, llevando en las manos las cántaras vacías de la leche que había vendido. San Josemaría, que escuchaba a diario los ruidos metálicos desde un confesonario, le preguntó qué hacía; el joven explicó que entraba y decía: “Jesús, aquí está Juan, el lechero”. En su predicación ponía este hecho como ejemplo de sencillez en el trato con Dios.

Niño Jesús Dormido. En la clausura del monasterio se custodia una hermosa talla barroca de un Niño Jesús yacente, de autor anónimo español del siglo XVII. El fundador del Opus Dei le tenía gran devoción desde que se lo mostraron las religiosas en otoño de 1931.

Sagrario. Escribía san Josemaría en sus Apuntes el 4 de febrero de 1932: “Esta mañana, como de costumbre, al marcharme del convento de Santa Isabel, me acerqué un instante al Sagrario, para despedirme de Jesús diciéndole: “Jesús aquí está tu borrico…”- Y entendí inmediatamente, sin palabras: “Un borrico fue mi trono en Jerusalem”. Este fue el concepto que entendí, con toda claridad”.

Rejas del comulgatorio del lado izquierdo del presbiterio. El 16 de febrero de 1932 san Josemaría anotó en sus Apuntes una moción interior de Dios que tuvo particular resonancia en su vida espiritual: “Después de dar la sagrada Comunión a las monjas, antes de la Santa Misa, le dije a Jesús [...]: “Te amo más que éstas”. Inmediatamente entendí sin palabras: “Obras son amores y no buenas razones”.

Santo Rosario. El fundador del Opus Dei escribió Santo Rosario durante la novena de la Inmaculada de 1931, al terminar la acción de gracias tras la Misa. Lo redactó de forma ininterrumpida —"de una sentada"—en una habitación de paso a la sacristía, en el lado derecho del presbiterio.

El Real Monasterio de Santa Isabel (nº 48 bis). DP. Convento de clausura de las monjas agustinas recoletas, fundado por san Alonso de Orozco, agustino, en el año 1589. San Josemaría fue capellán interino de esta comunidad de religiosas (desde septiembre de 1931 hasta diciembre de 1934) y rector del Patronato de Santa Isabel (desde diciembre de 1934 hasta diciembre de 1945).

Calle de Santa Isabel, esquina a la calle de Santa Inés (a la izquierda). San Josemaría solía rezar a la Inmaculada Concepción representada en un gran azulejo sobre el ático de un edificio de la calle Atocha, nº 109, que se divisa desde esta esquina. Escribió en sus Apuntes el 3 de diciembre de 1931: “Esta mañana volví sobre mis pasos, hecho un chiquitín, para saludar a la

Señora, en su imagen de la calle de Atocha, en lo alto de una casa que allí tiene la Congregación de S. Felipe. Me había olvidado de saludarla”.

5.- Antiguo Hospital General, actual Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS)

Calle de Santa Isabel, 52.

Se puede acceder gratuitamente hasta el jardín interior del edificio, sin necesidad de entrar en el museo.

Horarios: de lunes a sábado —excepto el martes, que está cerrado— de 10-21. Domingo: 10-14:30.

Felipe II impulsó la creación del Hospital General a instancias de un capitán de los Tercios de Flandes, Bernardino de Obregón, conocido como el Apóstol de Madrid. Carlos III concluyó la construcción del edificio. Durante los años treinta san Josemaría estuvo en numerosas ocasiones en este lugar, cuando era hospital, para visitar enfermos, acompañado por Luis Gordon —uno de los primeros miembros del Opus Dei— y otras personas. Recordó con frecuencia que el Opus Dei había nacido entre los pobres y enfermos de Madrid, a los que pedía que ofrecieran sus sufrimientos por la Obra de Dios. Comentaba José Ramón Herrero, uno de los jóvenes que le acompañaban: “Guardo esa imagen grabada en el alma: el Padre, arrodillado junto a un enfermo tendido en un pobre jergón sobre el suelo, animándole, diciéndole palabras de esperanza y aliento... Esa imagen refleja y resume lo que fueron aquellos años de su vida”.

6.- Plaza del Emperador Carlos V, antigua Glorieta de la Estación de Atocha

El 16 de octubre de 1931 san Josemaría experimentó una particular vivencia de la filiación divina. El ser y saberse hijo de Dios se encuentra en la base del espíritu del Opus Dei y esa realidad espiritual tendría, a partir de aquel momento, una

amplia resonancia en la vida del fundador y en su mensaje. Escribía en sus Apuntes: “Quise hacer oración, después de la Misa, en la quietud de mi iglesia. No lo conseguí. En Atocha, compré un periódico (el ABC) y tomé el tranvía. A estas horas, al escribir esto, no he podido leer más que un párrafo del diario. Sentí afluir la oración de afectos, copiosa y ardiente. Así estuve en el tranvía y hasta mi casa”.

7.- Jardín con el monumento a los héroes del Caney

Confluencia entre la Avenida Ciudad de Barcelona y el Paseo de la Infanta Isabel.

En este jardín, que ha sufrido diversas remodelaciones, celebraron el décimo aniversario de la fundación de la Obra, el 2 de octubre de 1938, el beato Álvaro del Portillo y el siervo de Dios Isidoro Zorzano, uno de los primeros miembros del Opus Dei. En aquellos momentos el beato Álvaro del Portillo estaba movilizado en Fontanar, un pueblo de Guadalajara, y había viajado a Madrid con permiso de sus superiores militares. Isidoro Zorzano llevaba consigo el Santísimo Sacramento, por privilegio concedido a causa de las circunstancias excepcionales de la Guerra Civil Española (1936-1939), y le dio varias Formas Consagradas para que pudiese comulgar durante los días siguientes. El beato Álvaro del Portillo cursó sus estudios en dos edificios próximos a este lugar, situados junto al Observatorio Astronómico Nacional: primero en la Escuela de Ayudantes de Obras Públicas y más tarde en la Escuela de Ingenieros de Caminos.

8.- Basílica Parroquia Nuestra Señora de Atocha

Avenida de la Ciudad de Barcelona, 11. Padres Dominicos.

Apertura: 7:30-13:00 y 17:30-21.

Misas en días laborables: 8, 10, 12 y 20.

La Real Basílica de Nuestra Señora de Atocha es un lugar multisecular de la devoción mariana madrileña. La primera referencia conocida es del siglo VII. Se asegura que el Patrón de la ciudad, san Isidro, la visitaba con frecuencia. Este templo ha sido demolido y reedificado en varias ocasiones. El actual se abrió al culto en 1951. La imagen de la Virgen es la misma que conoció san Josemaría el 11 de diciembre de 1931, mientras oraba en este lugar.

9.- Iglesia del Espíritu Santo

Calle Serrano, 125.

Encomendada a sacerdotes del Opus Dei.

Apertura: de lunes a viernes: 7:30-8:30, 10-13 y 18-21:30.

Misas en días laborables: 8, 11, 19 (de lunes a jueves) y 21. Cuenta con rampa de acceso. En un lateral se venera una imagen de san Josemaría, realizada por la escultora Diana García Roy.

Lugares cercanos: Antigua Legación de Honduras. Paseo de la Castellana, 45, primer piso. DP. El beato Álvaro del Portillo estuvo refugiado en esta Legación desde el 13 de marzo de 1937 hasta el 2 de julio de 1938, junto con san Josemaría, que permaneció en este lugar desde el 14 de marzo de 1937 hasta finales de agosto de aquel mismo año.

10.- Capilla del Colegio de Nuestra Señora del Pilar

Calle Príncipe de Vergara, 41.

Compañía de María (Marianistas), fundada por el beato Guillermo José Chaminade.

Este colegio madrileño, fundado el 3 de octubre de 1907, se trasladó el 3 de octubre de 1921 a esta sede, construida en estilo neogótico por el arquitecto Aníbal Álvarez. El beato Álvaro del Portillo comenzó los estudios elementales en este colegio en octubre de 1920 y concluyó el Bachillerato en junio de 1930.

Escribía el 28 de junio de 1994 un compañero de colegio, el pediatra Javier García Leániz —primo del siervo de Dios Manuel Aparici, buen amigo de san Josemaría—: “Puede parecer sorprendente —y lo es— que la figura de Álvaro, al que sólo traté durante mi infancia y mi primera adolescencia, no se me haya borrado nunca de la memoria, cuando éramos unos cuarenta

alumnos en clase. Pero así ha sido. Y puede parecer sorprendente —y también lo es— que, después de haber tratado como médico, a tantos niños buenos, concluya afirmando que Álvaro es uno de los niños más buenos y virtuosos que he conocido; pero ésa es la realidad sobre la que quiero dejar testimonio para que pueda ser utilizado por la Iglesia cuando se abra en el futuro —así lo espero— su Causa de Canonización”.

11.- Basílica de la Concepción de Nuestra Señora

Calle Goya, 26.

Apertura: lunes a viernes: 7:30-13:30 y 17:30-21. Misas en días laborables:

8, 9, 10, 11, 12, 13 y 20:30. Acceso: Hay rampa en la entrada por la calle Núñez de Balboa.

Este templo se inauguró el 11 de mayo de 1914. Dos años después, el 28 de diciembre de 1916, con dos años de edad —como se acostumbraba en esa época— el beato Álvaro del Portillo recibió en esta parroquia el sacramento de la Confirmación de manos del obispo de Sigüenza. El 12 de mayo de 1921, recibió aquí la Primera Comunión, formando parte de un grupo de más de cien alumnos del Colegio de Nuestra Señora del Pilar.

San Josemaría estuvo orando en esta iglesia (basílica desde 2014) en numerosas ocasiones. Aquí conoció, en febrero de 1932, al siervo de Dios José María García Lahiguera, que fue su confesor desde octubre de 1940 hasta el 25 de junio de 1944. En este templo se celebró el funeral por el alma de Dolores Albás, madre del fundador del Opus Dei, que falleció el 22 de abril de 1941. El 7 de agosto de 1955 tuvo lugar en este templo la ordenación sacerdotal de 35 profesionales, miembros del Opus Dei. Entre ellos estaba el actual prelado del Opus Dei, Mons. Javier Echevarría.

Lugares cercanos: Centro de la calle Villanueva. Villanueva, 11. DP.

Al día siguiente de la ordenación sacerdotal de los primeros sacerdotes del Opus Dei, el 26 de junio de 1944, san Josemaría acudió a este edificio —donde hay un centro del Opus Dei en el que vivía el beato Álvaro del Portillo— y le preguntó si había escuchado a alguna persona en confesión: —"No, Padre", le respondió. —"Pues vas a oír la mía", dijo el fundador, "porque

quiero hacer confesión general contigo". Desde entonces, y hasta el final de su vida, el beato Álvaro del Portillo fue confesor de san Josemaría.

Domicilio familiar de la familia del Portillo. Calle Conde de Aranda, 16. DP.

El futuro beato residió desde 1920 con su familia en el último piso del nº 16 de esta calle Conde de Aranda. Está situada cerca de la casa donde nació, en la calle Alcalá (actual nº 79), en la que vivió hasta los seis años. Varios pisos más abajo, en esta casa de la calle Conde de Aranda, vivían dos tías paternas, solteras: Pilar y Carmen del Portillo, que colaboraban en las obras de misericordia promovidas por las Damas Apostólicas. Carmen del Portillo, madrina de Álvaro, le ponderó a san Josemaría las virtudes de su sobrino, antes de que el fundador le conociera.

12.- Parroquia de San Manuel y San Benito

Calle de Alcalá, 83. Padres Agustinos.

Apertura: 7-13:30 y 17:30-20:30.

Misas en días laborables: 7:30, 8:30, 9:30 y 20.

Este templo de estilo neobizantino con planta de cruz griega se construyó entre 1903 y 1910, por iniciativa del empresario catalán Manuel Caviggioli y su esposa Benita Maurici. Durante su infancia y primera juventud el beato Álvaro del Portillo acudió regularmente a Misa con su familia a esta parroquia.

13.- Parque del Retiro

Zona de la Plaza del Maestro de la Villa,

Quiosco de Música y Paseo de México.

Apertura: lunes a domingo 6-24 (verano), 6-22 (invierno).

Este fue el lugar de juegos infantiles del beato Álvaro del Portillo. En los comienzos del Opus Dei, cuando san Josemaría no disponía de ningún lugar para hablar con las personas a las que acompañaba espiritualmente, paseaba con frecuencia con ellas por esta zona del popular “Parque del Retiro” y les transmitía el mensaje evangélico de la santificación del trabajo. Contaba el siervo de Dios Isidoro Zorzano: “Al principio no teníamos, con el Padre, dónde ir. Nos sentábamos en un banco del paseo. Después fuimos al Retiro, que estaba más tranquilo... y allí trazábamos planes”.

Lugares cercanos: Chocolatería El Sotanillo (desaparecida). En el nº 31 de la calle de Alcalá, cerca ya de la Plaza de la Independencia, se encontraba durante los años treinta la chocolatería El Sotanillo. En los primeros tiempos del Opus Dei, cuando san Josemaría no contaba con ninguna sede, solía ir a esta chocolatería (que ha desaparecido) con las personas que trataba apostólicamente.

14.- Parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles

Calle Bravo Murillo, 93.

Apertura: 8:30-12 y 18-21.

Misas en días laborables: 9, 11, 19 (invierno) y 20:30.

Esta iglesia de estilo neogótico, cuenta con una capilla junto a la entrada, en la que se puede contemplar un cuadro del pintor gaditano Ignacio Valdés de Elizalde, que evoca el momento de la fundación del Opus Dei. Representa a san Josemaría, arrodillado y en actitud de acción de gracias por la iluminación de Dios que acababa de recibir. El cardenal Rouco Varela bendijo esta capilla y las tres nuevas campanas del templo, que llevan los nombres de Nuestra Señora de los Ángeles, San Josemaría y Álvaro del Portillo. Las campanas originales —las que escuchó el fundador el 2 de octubre de 1928— fueron donadas por el clero de Madrid y se encuentran desde 1975 junto al altar exterior de la explanada del Santuario de Torreciudad (Huesca). Repican cada vez que se celebra la Eucaristía en ese Santuario Mariano.

Lugares cercanos. Asilo de Porta Coeli.Calle García de Paredes, 21. DP. Hermanas Trinitarias. Este asilo fue fundado por el venerable Francisco Méndez Casariego (1850-1924), fundador del Instituto de las Hermanas Trinitarias de Madrid (1885). Fue cofundadora la sierva de Dios Mariana Allsopp. En el lugar que ocupaba el antiguo asilo hay una residencia en la actualidad. Durante los años treinta san Josemaría iba con frecuencia a confesar y a explicar el catecismo a los golfillos que se educaban en este asilo. El 21 de enero de 1933 dio en este lugar la primera clase o círculo de formación cristiana a estudiantes universitarios. Años después explicaba: “Al terminar la clase, fui a la capilla con aquellos muchachos, tomé al Señor sacramentado en la custodia, lo alcé, bendije a aquellos tres..., y yo veía trescientos, trescientos mil, treinta millones, tres mil millones..., blancos, negros, amarillos, de todos los colores, de todas las combinaciones que el amor humano puede hacer”.

15.- Basílica Parroquia de la Virgen Milagrosa

Calle García de Paredes, 45. Padres Paúles, Congregación de la Misión.

Apertura: 7:15-12:35 y 17:45-21. Misas en días laborables: 7:20, 9, 10, 11, 12, 19 y 20 (21 verano).

Este templo, inaugurado y consagrado en 1904, es de estilo neogótico en su interior y neo-mudéjar en el exterior. Pío XI le confirió el rango de basílica.

Fundación del Opus Dei. Entre las diez y las once de la mañana del 2 de octubre de 1928, mientras san Josemaría realizaba unos días de retiro espiritual en el Convento de los Paúles anejo a esta Basílica, y se encontraba en su cuarto releyendo las notas que había tomado durante los últimos años, "vio"—esa fue la expresión que solía usar— por inspiración divina, el Opus Dei. Una placa lo recuerda en el interior de la basílica. El fundador predicó algunos ejercicios espirituales en este lugar (del 4 al 10 de febrero de 1940 y del 9 al 13 de abril de 1940, para laicos; del 2 al 8 de junio de 1940, para sacerdotes).

Lugares cercanos: Casa de la calle Viriato. Calle Viriato, 24. DP. En el 2º piso interior de este edificio residió san Josemaría con su madre y hermanos desde el 13 de mayo de 1931 hasta diciembre de 1932. En una habitación pequeña, que daba a un patio interior, escribió muchos de sus Apuntes íntimos. El 24 de noviembre de 1932, cuando soñaba con el desarrollo del Opus Dei, san Josemaría se describió a sí mismo en sus Apuntes como “un instrumento pobrísimo y pecador, planeando, con tu inspiración, la conquista del mundo entero para su Dios, desde el maravilloso observatorio de un cuarto interior de una casa modesta, donde toda incomodidad tiene su asiento”.

16.- Capilla de Adoradores del Santísimo Sacramento

Paseo General Martínez Campos, 10.

Asociación de Adoradores del Santísimo Sacramento.

Apertura: 8-13:30 y 18-20:30.

Esta capilla, inaugurada el 20 de febrero de 1887, está vinculada al Instituto de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús. En la residencia aneja del Colegio de las Esclavas, residió durante años la fundadora, santa Rafaela María Porras. San Josemaría rezó en numerosas ocasiones en esta capilla y ofició bendiciones eucarísticas. En la residencia del Colegio predicó varios ejercicios espirituales (por ejemplo, en abril de 1943 y en febrero de 1945, para universitarias de Acción Católica).

17.- Primera sede de la Academia DYA

Calle Luchana, 29. DP.

Desde diciembre de 1933 hasta junio de 1934, en el edificio que hace esquina con la calle Juan de Austria, tuvo su sede la primera iniciativa apostólica de carácter institucional del Opus Dei: la Academia DYA (Derecho y Arquitectura). Fue el primer centro para estudiantes universitarios impulsado por san Josemaría, al que, con el tiempo, seguirían muchos otros en todo el mundo. La Academia DYA fue frecuentada por jóvenes a los que, además de clases particulares, se ofrecía formación cristiana. En octubre de 1934 se trasladó al número 50 de la calle de Ferraz y, en julio de 1936, al número 16 de la misma calle. En la sede de la Academia DYA de Ferraz, 50, san Josemaría y el beato Álvaro del Portillo hablaron por primera vez.

18.- Parroquia Santuario del Perpetuo Socorro

Calle Manuel Silvela, 14.

Misioneros Redentoristas.

Apertura: 7:30-13:30 (verano 8:30-12:30) y 18:30-20:30.

Misas en días laborables: 9, 10, 11, 12, 13, 19 y 20.

San Josemaría hizo ejercicios espirituales en el convento de Redentoristas que se alza junto a este Santuario de estilo neogótico durante los años 1933 (18 a 24 de junio), 1934 (16 a 22 de julio) y 1935 (15 a 21 de septiembre). Había escrito en sus Apuntes íntimos el 27 de abril de 1930: “Ni una sola vez se me ocurre pensar que ando engañado, que Dios no quiere su Obra. Todo lo contrario”. Tres años después, el 22 de junio de 1933, mientras oraba en una tribuna de este Santuario del Perpetuo Socorro, sufrió lo que denominaría la "prueba cruel": “Aquel día, vísperas del Sagrado Corazón, por primera y única vez desde que conozco la Voluntad de Dios, sentí la prueba cruel [...]: A solas, en una tribuna de esta iglesia del Perpetuo Socorro, trataba de hacer oración ante Jesús Sacramentado expuesto en la Custodia, cuando, por un instante y sin llegar a concretarse razón alguna —no las hay—, vino a mi consideración este pensamiento amarguísimo: “¿y si todo es mentira, ilusión tuya, y pierdes el tiempo..., y —lo que es peor— lo haces perder a tantos?” Fue cosa de segundos, pero ¡cómo se padece! Entonces, hablé a Jesús, diciéndole: “Señor (no, a la letra), si la Obra no es tuya, desbarátala ahora mismo, en este momento, de manera que yo lo sepa”. Inmediatamente, no solo me sentí confirmado en la verdad de su Voluntad sobre su Obra, sino que vi con claridad un punto de la organización, que hasta entonces no sabía de ningún modo solucionar”.

19.- Patronato de Enfermos

Calle Santa Engracia, 11. DP.

Este edificio del Patronato de Enfermos fue construido por el arquitecto Ferrero Llusiá entre 1921 y 1924. Este patronato es una de las numerosas iniciativas asistenciales y educativas que promovió la sierva de Dios Luz Rodríguez Casanova, fundadora de las Damas Apostólicas. Desde este patronato desarrolló el fundador del Opus Dei una intensa labor sacerdotal con pobres y enfermos de todo Madrid, especialmente con los que vivían en barrios más humildes y extremos de la ciudad. “En el Patronato de Enfermos —escribió— quiso el Señor que yo encontrara mi corazón de sacerdote”.

Lugares cercanos: Domicilio de Leónides García San Miguel (desaparecido)

Calle Alcalá Galiano, 3. El 14 de febrero de 1930, mientras celebraba la santa Misa en el oratorio privado de doña Leónides, san Josemaría comprendió que debía comenzar la labor del Opus Dei con las mujeres. “Dentro de la Misa, —escribió— inmediatamente después de la Comunión, ¡toda la Obra femenina!”.

20.- Monumento a Cristóbal Colón Plaza de Colón

En medio de la Plaza de Colón se encuentra el monumento a Cristóbal Colón, obra del escultor Antonio Mélida, de estilo neogótico isabelino. Mide 17 metros de alto y se acabó de construir en 1892. En la base del monumento, hay un altorrelieve con la imagen de la Virgen del Pilar ante la que san Josemaría rezó muchas veces durante los años de persecución religiosa.

21.- Santa Iglesia Catedral de Santa María la Real de la Almudena

Calle Bailén, 10.

Apertura: lunes a domingo 9-20:30. Entrada gratuita.

Misas en días laborables: 12, 18 y 19.

San Juan Pablo II celebró la dedicación de esta catedral el 15 de junio de 1993. En la entrada de la calle Bailén hay una estatua de este pontífice santo. Capilla de la Virgen de la Almudena. En la capilla lateral de esta catedral se venera a la Virgen de la Almudena, patrona de Madrid desde 1646. Su fiesta se celebra el 9 de noviembre. El retablo consta de 18 tablas de Juan de Borgoña del siglo XVI, y se encontraba anteriormente en la capilla del Palacio Episcopal donde fue ordenado sacerdote el beato Álvaro del Portillo. Capilla de san Josemaría. La capilla dedicada a san Josemaría se encuentra junto a la capilla del Santísimo Sacramento. La imagen es obra del escultor salmantino Venancio Blanco, autor también de los altorrelieves. En uno de ellos se le representa atendiendo a un gitano moribundo del Hospital General, al que confortó en su agonía; y en el otro, orando ante la Virgen de la Vega.

22.- Virgen de la Cuesta de la Vega

Cuesta de la Vega, s/n.

Según la tradición popular cuando los musulmanes estaban a punto de conquistar Madrid, los cristianos de la ciudad escondieron una imagen de la Virgen en la muralla. Al reconquistar la ciudad el rey cristiano Alfonso VI, se desmoronó milagrosamente un cubo de la muralla y quedó al descubierto la imagen de la Virgen, oculta durante 373 años.

En la Cuesta de la Vega se encuentra una hornacina con la imagen de la Virgen de la Almudena, ante la que san Josemaría oraba de rodillas durante los años treinta. Ha sido restaurada recientemente.

Lugares cercanos. Seminario Conciliar de Madrid. Calle de San Buenaventura, 9. Desde comienzos de los años cuarenta hasta el año 1944 san Josemaría acudió a este lugar todas las semanas para confesarse con el director espiritual del Seminario, el siervo de Dios José María García Lahiguera. El 3 de junio de 1944 el beato Álvaro del Portillo y los siervos de Dios José María Hernández Garnica y José Luis Múzquiz recibieron el diaconado en la capilla de este Seminario, de manos de Mons. Casimiro Morcillo, obispo auxiliar de la diócesis.

23.- Capilla del Obispo (de Santa María y de San Juan de Letrán)

Plaza de la Paja, s/n. Hermanitas del Cordero.

Durante las celebraciones no está permitida la visita, pero 30 minutos antes de que empiecen se puede visitar el templo.

Actos litúrgicos. Lunes: 18:30, adoración eucarística y 19:30, Misa con vísperas. De martes a viernes: 12:30, oficio del mediodía, 18:30, adoración eucarística y 19:30, Misa con vísperas.

La capilla de Santa María y de San Juan de Letrán, conocida como la Capilla del Obispo, fue fundada por Francisco de Vargas, consejero de los Reyes Católicos. El 13 y 14 de junio de 1930 san Josemaría estuvo predicando en esta capilla a cientos de obreros. El fervor de estos hombres le dio gran alegría. Les habló de Dios —recordaba— asiendo fuertemente el pasamanos de hierro que rodea el presbiterio, conteniendo su emoción.

24.- Monasterio del Corpus Christi (Las Carboneras)

Plaza del Conde de Miranda, 3. Jerónimas del Corpus Christi.

Misas en días laborables: 13 y 19. Todos los días hay adoración del Santísimo Sacramento, de 9:30-13 y de 16:30-18:30.

Un privilegio papal permite la exposición del Santísimo en esta iglesia durante las Cuarenta Horas. En los comienzos del Opus Dei san Josemaría solía hacer habitualmente una visita al Santísimo en esta iglesia, antes y después de acudir a las oficinas del Obispado, que se encuentra próximo.

25.- Basílica Pontificia de San Miguel

Calle San Justo, 4.

Encomendada a sacerdotes del Opus Dei.

Apertura: días laborables 9:45-13:30 y 17:30-21.

Misas en días laborables: 10:30, 19 y 20:30.

La basílica actual fue construida en 1739 por el arquitecto italiano Giacomo Bonavía. Es la sede canónica de la Cofradía de Nazarenos Los Estudiantes. En una capilla lateral se venera una imagen de san Josemaría, obra de Agustín de la Herrán.

En esta basílica celebró san Josemaría la santa Misa desde el primer día de su llegada a Madrid, en abril de 1927, hasta comienzos de junio de aquel año.

El 17 de octubre de 1960 volvió a celebrar la Misa en este templo. Participaron en la Eucaristía centenares de fieles y cooperadores del Opus Dei, junto con sus parientes y amigos. “Sentaos... los que podáis —dijo san Josemaría, emocionado, al comienzo de la homilía—. Yo quiero deciros unas palabras en esta iglesia de Madrid, donde tuve la alegría de celebrar la primera Misa mía madrileña. Me trajo el Señor aquí con barruntos de nuestra Obra. Yo no podía entonces soñar que vería esta iglesia llena de almas que aman tanto a Jesucristo. Y estoy conmovido”.

26.- Palacio Episcopal

Calle San Justo, 2. DP. San Josemaría acudió con frecuencia a este Palacio episcopal para hablar con Mons. Leopoldo Eijo y Garay, que le alentó decisivamente en los comienzos de la Obra. En la capilla de este Palacio Episcopal tuvo lugar la ordenación de los primeros fieles laicos del Opus Dei que recibieron el sacerdocio: el beato Álvaro del Portillo y los siervos de Dios José María Hernández Garnica y José Luis Múzquiz, de manos de Mons. Eijo y Garay.

27.- Real Oratorio del Caballero de Gracia

Calle Caballero de Gracia, 5; Gran Vía, 17.

Asociación Eucarística del Caballero de Gracia (siglo XVI).

Esta iglesia de estilo neoclásico, construida por Juan de Villanueva, fue fundada por el sacerdote italiano Jacobo de Grattis, conocido como El Caballero de Gracia, que falleció con fama de santidad (Módena, 1517 - Madrid, 1619). Formaron parte de la Asociación Eucarística san Simón de Rojas, Lope de Vega y otras muchas figuras conocidas. Desde 1993, por un acuerdo entre la Asociación Eucarística, la diócesis y la prelatura del Opus Dei, la atención sacerdotal está encomendada a sacerdotes del Opus Dei. Recordaba el siervo de Dios Tomás Alvira que san Josemaría predicó en este templo un curso de retiro, en la cuaresma de 1945, al que asistieron numerosos docentes y profesores de la Universidad de Madrid.

28.- Antiguo cauce del Arroyo del Abroñigal. Actual M30

Durante los años treinta, en la hondonada que ahora ocupa la M30, discurría el arroyo del Abroñigal, afluente del Manzanares y a su vez, del río Jarama. Este arroyo está soterrado casi en su totalidad. San Josemaría realizó numerosas obras de misericordia en esta zona durante los años treinta. “Yo tengo sobre mi conciencia –evocaba el fundador años después – el haber dedicado muchos, muchos millares de horas a confesar niños en las barriadas pobres de Madrid. Hubiera querido irles a confesar en todas las grandes barriadas más tristes y desamparadas del mundo".

Durante los años treinta, un joven universitario, Manuel Pérez Sánchez, iba con el beato Álvaro del Portillo para llevar alimentos y ayuda a las familias que vivían en el extrarradio de la ciudad, muchas de ellas en poblados de chabolas. Contaba Pérez Sánchez: “Cuando íbamos al Arroyo del Abroñigal a visitar a una familia, pasábamos por el actual Barrio de la Estrella, que era entonces un campo de trigo y cebada. Fue en ese campo donde yo le hablé de la Obra y le invité a que fuera a ver al Padre. […] Un domingo fuimos a la orilla del Arroyo del Abroñigal, en el Puente de Vallecas, que entonces pertenecía al pueblo de Vallecas y no a Madrid, para visitar a unas familias que vivían en unas chabolas […]. Una de aquellas familias había tenido un altercado y la policía, tras detener a los padres, los había encarcelado. Sus cuatro hijos pequeños habían quedado solos, abandonados en la chabola. Los pobres chicos —uno tenía solo un año— estaban sin comida y tiritando de frío.

En vista de la situación, nos los llevamos a la comisaría, a la sección de Protección de Menores. Pero nos dijeron que era domingo y estaba cerrado; que esperásemos al lunes. Regresamos de nuevo con los chicos a las chabolas, le dimos dinero a un vecino para que les diera de comer hasta el día siguiente, y el lunes los llevamos de nuevo a la comisaría. El comisario nos dijo que no quería hacerse cargo de los niños, porque no era su problema. No estábamos dispuestos a dejar abandonadas a aquellas criaturas, pasando hambre y frío en una chabola, así que le dije: —Mire usted, señor comisario: si no resuelve el caso, dejamos los niños aquí y nos vamos. Al oír esto, recapacitó y nos dio unos volantes para ingresarlos en el asilo de Santa Cristina, que estaba en la Ciudad Universitaria. Nos dirigimos hacia allá. Algunos de los niños eran tan pequeños que no sabían andar. Tengo grabada en la memoria la imagen de Álvaro, con uno de aquellos pobres niños entre los brazos, por las calles de Madrid, dirigiéndose al Asilo”.

29.- Parroquia de San Ramón Nonato

Calle Melquíades Biencinto, 10.

Apertura: 7:30-21:30. Misas en días laborables: 9:30 y 20.

El beato Álvaro del Portillo colaboraba con esta parroquia durante los años treinta, dando catequesis y proporcionando alimentos a las familias pobres del lugar, por medio de las Conferencias de San Vicente de Paúl. El domingo 4 de febrero de 1934, al terminar una clase de catecismo en esta parroquia junto con otros amigos, sufrió una violenta agresión por el hecho de ser católico. Le dieron un fortísimo golpe con una llave inglesa en la cabeza. Se libró de una muerte casi segura porque logró alcanzar un vagón de metro segundos antes de que cerrara sus puertas.

30.- Centro educativo Tajamar

Calle Pío Felipe, 12.

San Josemaría había pasado, en este y otros lugares semejantes de Madrid, durante los comienzos del Opus Dei, “horas y horas por todos lados, todos los días, de una parte a otra, entre pobres vergonzantes y pobres miserables, que no tenían nada de nada; entre niños con los mocos en la boca, pero niños; que quiere decir almas agradables a Dios”. Por esa razón le produjo gran alegría saber que en 1958 algunos miembros de la Obra habían comenzando a poner en marcha una iniciativa de carácter educativo y apostólico, que con el tiempo se llamaría Tajamar. Cuando nació Tajamar en esta zona —que ha experimentado en la actualidad un desarrollo económico similar al de tantos otros barrios madrileños— vivían miles de personas en infraviviendas, cuevas y chabolas.

Desde entonces este proyecto educativo ha colaborado, junto con otras instituciones, al desarrollo espiritual, humano, cultural y social de las familias del lugar. San Josemaría mantuvo diversos encuentros de catequesis en este centro educativo. El primero tuvo lugar el 1 de octubre de 1967. Estuvo de nuevo en Tajamar el 12 de octubre de 1968. Consagró el altar de la cripta y habló de Dios a más de mil quinientas personas. Regresó en octubre de 1972 y a partir del 15 de octubre tuvo varias charlas de catequesis. El beato Álvaro del Portillo sostuvo numerosos encuentros de catequesis en este centro, tras el fallecimiento del fundador del Opus Dei.

31.- Parroquia de San Alberto Magno

Calle Benjamín Palencia, 20.

Apertura: 7:30-20:30.

Misas en días laborables: 8, 9, 18:30 y 20.

El arzobispo de Madrid, Mons. Casimiro Morcillo erigió esta parroquia madrileña el 30 de noviembre de 1965, encomendando su dirección a sacerdotes del Opus Dei. Su sede provisional fue, durante años, un barracón encalado, de techo de uralita, como el de las casas de la zona. Años después se construyó el actual templo parroquial, bajo la advocación de San Alberto Magno. El 6 de octubre de 2009 se trasladaron a esta parroquia los restos del siervo de Dios Isidoro Zorzano, que reposaban hasta entonces en el cementerio de la Almudena.

32.- Valdebebas

La sierva de Dios Guadalupe Ortiz de Landázuri contaba a san Josemaría en una carta fechada el 9 de enero de 1960 el intenso trabajo apostólico y asistencial que realizaban las mujeres y cooperadoras del Opus Dei con las familias de Valdebebas, a finales de los años cincuenta y comienzos de los sesenta. En esta zona de Madrid malvivían numerosas familias sin recursos. Instalaron un dispensario, socorrieron a cientos de familias con alimentos, dieron catequesis a los niños y clases de formación humana y cristiana a mujeres trabajadoras. La beatificación de Álvaro del Portillo se celebra en 2014 en esa misma zona de Madrid.

33.- Colegio Retamar

Calle Pajares, 22. Pozuelo de Alarcón.

Este colegio —obra corporativa del Opus Dei— está situado en Pozuelo de Alarcón, a 14 kilómetros del centro de Madrid. Abrió sus puertas el 10 de octubre de 1966. En 1983 y 1993, el beato Álvaro del Portillo mantuvo encuentros de catequesis con miles de personas de Madrid en el campo deportivo de este colegio.

34.- Parroquia de San Josemaría Escrivá de Balaguer

Calle Ganímedes, 19. Aravaca.

Encomendada a sacerdotes del Opus Dei.

Apertura: Días laborables: 7:15-8:10, 9:30-13:30 y 17:30-21:15.

Misas en días laborables: 7:30, 10:30 y 20:30.

Esta parroquia del distrito de Aravaca fue creada en junio de 2007 por el cardenal de Madrid, Mons. Antonio María Rouco. En mayo de 2009 se construyó un templo provisional con capacidad para trescientas personas, gracias a la generosidad de muchas familias e instituciones locales.