Las reliquias de san Josemaría vuelven a Santa María de la Paz

Las reliquias del nuevo santo descansan ya en la iglesia de Santa María de la Paz, iglesia prelaticia del Opus Dei. El féretro con el cuerpo de san Josemaría fue trasladado la tarde del jueves 10 desde la basílica de san Eugenio, tras la última misa en acción de gracias celebrada por el prelado del Opus Dei, mons. Javier Echevarría.

Noticias
Opus Dei - Las reliquias de san Josemaría vuelven a Santa María de la Paz Basílica de san Eugenio.

Veneración de las reliquias en san Eugenio

El féretro con el cuerpo del nuevo santo ha permanecido expuesto en la basílica de san Eugenio, frente al altar principal, desde el día 3 hasta el día 10 de octubre. El párroco de san Eugenio, don Michele Díaz, ha explicado que durante estos días "decenas y decenas de miles de personas han pasado por la basílica" para venerar las reliquias de san Josemaría. Según don Michele, ha sido una verdadera "procesión de piedad y devoción", durante la cual se han confesado "miles de personas". Los fieles, explicó, mostraban una "actitud de gran recogimiento y oración", y "muchos traían peticiones a Dios a través de la intercesión del santo, y también muchos me pedían pasar objetos y cartas con intenciones por la urna de san Josemaría". El párroco ha destacado que durante los ocho días en los que el cuerpo de san Josemaría ha permanecido en la basílica, han tenido lugar 160 concelebrariones eucarísticas. Muchos chicos y chicas jóvenes voluntarios han procurado ayudar a las personas que pasaban por la basílica en todo lo que necesitaban.

Marta Manzi: "Gracias al Papa, a Roma, al Vaticano, a los voluntarios y a todos"

La portavoz del Comité organizador de la canonización, Marta Manzi, ha querido agradecer explícitamente la colaboración de todas las personas e instituciones involucradas en este evento: la ciudad de Roma, el Vaticano, el gobierno y las instituciones italianas, los voluntarios y todos los participantes. La portavoz ha expresado su agradecimiento a los ciudadanos romanos, a la vez que les ha pedido disculpas "por los inconvenientes que les haya podido producir la presencia en la ciudad de un número tan elevado de personas". Manzi ha comentado que "las celebraciones de la canonización de Josemaría Escrivá se cierran con un sentido de profundo agradecimiento de quienes hemos vivido este evento. Para los peregrinos presentes en Roma, a la alegría de la celebración se ha unido la calurosa acogida de una ciudad que les ha recibido con afecto".