"Intento compartir con la gente la felicidad que Dios me ha dado"

Giovanna es italiana, está casada con un hindú y vive en Valencia. Tiene dos hijos y está esperando el tercero. Llegó a la ciudad del Turia hace un par de años por el trabajo de su marido. Su historia con Dios está llena de luces y sombras.

Testimonios

La droga y el dolor en su familia hicieron que perdiese la fe poco a poco. Un día su sobrina le pidió que fuera su madrina de Confirmación. Aquelló no parecía muy coherente, pero su sobrina le insistió y le llevó a un curso de formación cristiana. Allí cambiaron varias cosas en su vida: cortó con su antiguo novio y encontró de nuevo a Dios. Más adelante conoció al que hoy es su marido y, a través de una amiga, conoció también el Opus Dei. Ahora que sus días -en palabras suyas- están llenos de color, trata de devolver parte de la felicidad que ha encontrado.