De pronto se me ocurrió encomendarles su curación

​La mujer de mi sobrino enfermó de repente y la ingresaron con urgencia en el Hospital porque no podía respirar. Le diagnosticaron una fibrosis que afectaba a ambos pulmones. Fue trasladada a la UVI con pronóstico gravísimo el 13 de julio.

Relatos y favores
Opus Dei - De pronto se me ocurrió encomendarles su curación Foto: Flickr FOTOSconLETRA

La mujer de mi sobrino enfermó de repente y la ingresaron con urgencia en el Hospital porque no podía respirar. Le diagnosticaron una fibrosis que afectaba a ambos pulmones. Fue trasladada a la UVI con pronóstico gravísimo el 13 de julio. Toda la familia rezábamos por su curación, sin mucha esperanza porque las noticias eran cada vez peores: se moría sin remedio.

Toda la familia rezábamos por su curación, sin mucha esperanza porque las noticias eran cada vez peores: se moría sin remedio

Esto nos lo dijeron el día 18. Ese día llegó a mis manos la Hoja Informativa del matrimonio Alvira. La empecé a leer distraída mientras seguía pensando en mi sobrina: de pronto se me ocurrió encomendarles su curación y recé con devoción pidiéndoles su ayuda. Inmediatamente me tranquilicé y recobré la paz.

La empecé a leer distraída mientras seguía pensando en mi sobrina: de pronto se me ocurrió encomendarles su curación y recé con devoción pidiéndoles su ayuda. Inmediatamente me tranquilicé y recobré la paz

Al día siguiente me llamó mi sobrina para decirme que inesperadamente había empezado a mejorar y el día 23 pudieron trasladarla a la planta. El 30 de julio le dieron el alta y la enviaron a casa con un tratamiento.

Hoy 20 de agosto ya está haciendo vida normal. Sigo rezando a Tomás y Paquita, dándoles las gracias por lo que considero un gran favor.

J.M.C.