Cáritas Española ayudó en 2016 a más de tres millones de personas

«Nosotros tomamos parte». Con este lema se presentó ayer en Madrid la Memoria anual de Cáritas Española, unas páginas en las que se ofrece un retrato real de cómo una buena parte de la sociedad está “tomando partido por las personas y sus vidas”, y por combatir las realidades de injusticia que afectan a mi­llo­nes de fa­mi­lias excluidas en nuestro país y en muchas regiones de todo el mundo.

Últimas noticias

Noticia completa (Cáritas)

Memoria 2016 de Cáritas Española

*****

358 mi­llo­nes de eu­ros in­ver­ti­dos en 2016

Durante una rueda de prensa celebrada en la sede de Cáritas Española, se ha dado cuenta del destino de los más de 358 millones de euros invertidos en 2016 por las 70 Cáritas Diocesanas de nuestro país y que supone un aumento del 9% con respecto al año anterior.

Estos fondos han sostenido un denso repertorio de acciones de acogida y acompañamiento en las que han participado 1.786.071 personas en España y otras 1.722.248 en proyectos de cooperación internacional. En total, 3.508.319 personas han podido recuperar la esperanza con el apoyo de casi 85.000 voluntarios y 4.800 trabajadores contratados, repartidos en una red estatal integrada por casi 6.000 Cáritas Parroquiales.

Estos datos han sido presentados por monseñor Jesús Fernández, obispo auxiliar de Santiago de Compostela y responsable de Cáritas en el seno de la CEPS (Comisión Episcopal de Pastoral Social); Manuel Bretón, presidente de Cáritas Española; y Sebastián Mora, secretario general.

Solidez de las aportaciones privadas

Uno de los datos más destacados de esta Memoria anual es la solidez que muestra la base social de Cáritas, si se tiene en cuenta que, por primera vez en los últimos diez años, el volumen de recursos procedentes de aportaciones privadas supera el 75% del total. Los fondos de origen privado manejados por Cáritas en 2016 ascendieron a 269.732.066 euros, mientras que los fondos públicos sumaron 88.422.760 euros.

Otro rasgo destacado de la Memoria, que un año más confirma la apuesta de la Confederación por la austeridad, es el porcentaje destinado a gestión y administración, que supusieron tan solo 5,9 céntimos de cada euro invertido en programas sociales.

Una quinta parte dedicada a Acogida y Asistencia

En el conjunto de las acciones de lucha contra la pobreza desarrolladas en 2016, sobresalen los esfuerzos realizados en los capítulos de Acogida y Asistencia, y Empleo y Economía social. De cada 100 euros invertidos en 2016, Cáritas destinó 22,4 euros —más de una quinta parte— a programas de Acogida y Asistencia. A este apartado se dedicaron 80,3 millones de euros.

Esto evidencia la importancia que tienen en el conjunto de la acción de las Cáritas Diocesanas y Parroquiales los esfuerzos destinados a garantizar el acceso de las personas más vulnerables a derechos básicos como alimentación, vivienda, sanidad o educación.

Se trata de situaciones de precariedad que se alargan en el tiempo y que alcanzan a familias que, aun cuando tengan a alguno de sus miembros en activo, no logran cubrir sus necesidades diarias básicas. De hecho, el 40% de las personas apoyadas por Cáritas han sido acompañadas durante al menos 3 años y un 15% durante 6 años o más.


(...) Siga leyendo la noticia completa (Cáritas)