Caminos de libertad

Mercè Betriu, miembro de la Junta de la Asociación de amigos del camino de Pallerols a Andorra, explica cómo san Josemaría cruzó los Pirineos buscando la libertad para ejercer su ministerio sacerdotal en el año 1937.

Noticias

Soy Mercè Betriu, de Lérida, pero mi familia paterna procede de Coll de Nargo, un pueblo situado en estas montañas del Pirineo.

Para nosotros este es un camino muy especial, pues está muy ligado a san Josemaría. El camino que recorrió san Josemaría en el mes de noviembre de 1937 tiene una longitud de 97 Km. Cada vez más personas vienen a conocerlo, viene gente de todo el mundo.

En el mes de noviembre del año 37, san Josemaría y algunos que le acompañaban descendieron de un autobús en el puente de Peramola y andando se acercaron hasta Pallerols.

Aquí en la rectoría de la iglesia, en una habitación, san Josemaría tuvo una noche de profunda angustia. A la mañana siguiente, san Josemaría bajó a la iglesia que había sido destrozada por los milicianos, allí encontró una rosa de madera, vio que era un regalo de la Virgen y una clara señal para seguir el camino.

Desde la Asociación uno de los objetivos es mantener vivo el recuerdo de estos hechos para poder transmitirlo a las futuras generaciones y difundir y fomentar la devoción a la Virgen y a san Josemaría. Entre muchas de las cosas que hemos hecho ha sido la réplica aproximada de una talla de la Virgen que se perdió el año 36.

Estas expediciones evitaron en todo momento la ruta fácil, preferían rutas más inaccesibles de contrabandistas y ganaderos en medio de las montañas para evitar ser descubiertos. Y se alejaban todo lo posible de las zonas habitadas.

La Asociación siempre ha contado con la ayuda de gente de esta zona. Gracias a ellos ha sido posible la reconstrucción de la Cabaña de san Rafael, allí es donde san Josemaría y los que le acompañaban pasaron algunos días. La Cabaña se ha reconstruido gracias al testimonio de personas que sabían como estaban construidas estas cabañas de carboneros que se utilizaban cuando trabajaban en el bosque.

Uno de los objetivos de la Asociación ha sido la recuperación total del trayecto que va desde Peramola a Andorra, ha sido posible gracias a que cada verano se organizan campos de trabajo, la labor ha consistido en arreglar zonas próximas a Pallerols y también en señalizar el camino, señales verticales de madera y horizontales que consisten en unas rayas azules y amarillas.

Actualmente estamos trabajando en la obtención de recursos con la finalidad de reconstruir la antigua rectoría, allí el caminante podrá encontrar un Punto de información

De octubre a mayo organizamos unas caminatas que se realizan en el segundo sábado de cada mes, consisten en hacer un trozo del recorrido del camino. El camino simboliza muy bien las enseñanzas de san Josemaría sobre el pluralismo, la libertad y el perdón. Él como muchas otras personas a lo largo de la historia atravesó estas montañas buscando un espacio de libertad.

Anualmente en el mes de noviembre celebramos la fiesta de la Trobada de la rosa la entre otras actividades está la celebración de la santa misa al concluir rezamos unos responsos por los difuntos del lugar

Desde hace unos años impulsamos unas Jornadas de estudio sobre los caminos que por motivos de conciencia miles de hombres y mujeres han recorrido en busca de libertad.

El camino de Pallerols a Andorra enseña muchas cosas, sobre los hombres y sobre Dios. La vida también es un camino largo, con unos tramos fáciles y otros difíciles, con etapas llanas y subidas fuertes.

Dando a conocer el camino pensamos que muchas personas aprenderán de San Josemaría a comprender y respetar a los demás, a no detenerse ante los obstáculos o la falta de fuerzas, a seguir la propia conciencia, a aprovechar el tiempo, y a confiar en la respuesta de Dios y la compañía de María cuando la noche, el silencio y la angustia paralizan el alma.

Publicado originalmente el 23-03-2011.