Aragón recuerda a un hijo ilustre

La Diputación General de Aragón ha homenajeado al beato Josemaría, uno de sus hijos más ilustres, en un acto solemne celebrado en Barbastro. Javier Callizo, consejero de Cultura del gobierno aragonés, resaltó su ejemplaridad en la difusión de "los valores cívicos y sociales".

Últimas noticias

El salón de actos de la UNED de Barbastro, ciudad natal del beato, acogió el primer acto preparado por el Gobierno de Aragón para celebrar el centenario del nacimiento de Josemaría Escrivá. Intervinieron Javier Callizo, consejero de Cultura del Gobierno de Aragón; Mons. Tomás Gutiérrez, Vicario Regional de la Prelatura del Opus Dei; Rafael de Mendizábal, miembro de la Real Academia de Jurisprudencia; y Antonio Cosculluela, alcalde de Barbastro.

Javier Callizo, consejero de Cultura de la Diputación General de Aragón, subrayó la importancia de "promover entre los aragoneses el conocimiento de la figura señera y de la obra de Josemaría Escrivá, por lo que tiene de ejemplar y original en el plano de los valores cívicos y sociales."

Callizo señaló la oportunidad de efectuar en su centenario "una honda reflexión sobre su legado, para la apertura de horizontes de servicio a la sociedad aragonesa de nuestros días". "Este debe ser –añadió- el espíritu de las celebraciones de este centenario con el que Aragón desea honrar, con toda justicia, a uno de sus hijos más ilustres."

Rafael de Mendizábal, miembro de la Real Academia de Jurisprudencia, afirmó en Barbastro que "monseñor Escrivá de Balaguer defendió siempre y en todas partes los derechos fundamentales de la persona". El que fuera primer presidente de la Audiencia Nacional destacó en una conferencia la "sintonía profética" del beato Josemaría "con muchos de los valores constitucionales."

Palabras de Javier Callizo, consejero de Cultura.

Batallar por la libertad del otro

Mendizábal analizó en su intervención el "perfil jurídico de un hombre santo". Destacó la defensa que el beato Josemaría hizo, en su predicación oral y escrita, de la dignidad de la persona, de su libertad. Una defensa comprometida, porque –a juicio del académico- "lo difícil y valioso es batallar por la libertada ajena, la del otro."

El conferenciante profundizó en el sentido de la Justicia de Josemaría Escrivá, y su constante llamada a proteger los derechos fundamentales de la persona "a trabajar, a elegir estado, a formar un hogar, traer hijos al mundo dentro del matrimonio y poder educarlos, a acceder a la cultura, a asociarse con los demás ciudadanos". La libertad religiosa e ideológica, el derecho a la intimidad y al honor, fueron otros de los temas del pensamiento jurídico del beato sobre los que trató el ex magistrado.

El acto se celebró en el salón de actos de la UNED de Barbastro.

Luz de Cristo

Mons. Tomás Gutiérrez afirmó que como consecuencia de una "vida enraizada en Cristo, hoy contemplamos, desparramados por el mundo, tantos frutos de su respuesta santa a Dios". Entre otros, señaló "hogares donde resplandece la luz de Cristo, labores de promoción humana y social en las que participan amistosamente gentes de diferentes culturas y religiones, e iniciativas para la formación profesional de personas menos favorecidas económicamente, que les permiten salir de la pobreza y conducir una existencia digna."

Antonio Cosculluela, alcalde de Barbastro, se refirió al beato Escrivá como "el penúltimo de los personajes ilustres" de esa localidad, y recordó rasgos del carácter alegre del beato, "propio de las gentes del Somontano, de corazón abierto". Citó algunos de los reconocimientos populares que recibió, entre ellos, el nombramiento de Hijo Predilecto en 1947 y la entrega de la Medalla de Oro de la Ciudad en 1975.